Devocionales

NUBES 

“Si las nubes fueren llenas de agua, sobre la tierra la derramarán.” Eclesiastés 11:3.
¿Por qué, entonces, sentimos miedo de las nubes que oscurecen ahora nuestro firmamento? Es verdad que por un momento ocultan al sol, pero el sol no se ha apagado; brillará de nuevo en breve. Mientras tanto, esas nubes negras están llenas de lluvia; y entre más negras estén, más probablemente derramarán una abundante lluvia. ¿Cómo podríamos tener lluvia sin nubes?
Nuestros problemas siempre nos han acarreado bendiciones, y siempre lo harán. Son los carruajes negros de la gracia resplandeciente. Estas nubes se vaciarán dentro de poco, y toda la tierna hierba estará jubilosa por la lluvia. Puede ser que el Señor nos remoje con aflicción, pero no nos ahogará con ira; más bien, Él nos refrescará con misericordia. Las cartas de amor de nuestro Señor, nos llegan a menudo en sobres con bordes negros. Sus carruajes avanzan con estruendo, pero están cargados de beneficios. Su vara florece con tiernas flores y frutos nutritivos. No hemos de preocuparnos de las nubes, sino que debemos cantar porque nos son entregadas las flores de Mayo gracias a las nubes y a las lluvias de Abril.
¡Oh Señor, las nubes son el polvo de Tus pies! ¡Cuán cerca estás Tú en el día nublado y oscuro! El amor te contempla, y se alegra. La Fe ve que las nubes se vacían y alegran a los pequeños montes por doquier.

La Chequera del Banco de la Fe. Traducción de Allan Román

Spurgeon, C. H. (2008). La Chequera del Banco de la Fe. Bellingham, WA: Logos Bible Software.

En el Momento Preciso

Daniel 6.16 El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre.

Observa a Jonás en el vientre del gran pez, rodeado de jugos gástricos y entre algas marinas ingeridas… Allí ora… Y antes de que pueda decir amén, el estómago se contrae, el pez eructa y Jonás cae de cara sobre la playa.

Observa a Daniel en el foso de los leones; su perspectiva no es mejor que la de Jonás. A este se lo habían tragado, y Daniel está a punto de serlo…
Mira a José en una cisterna, un agujero grisáceo y seco en un desierto ardiente.

Quitaron la tapa de la boca de la cisterna y le sacaron la túnica de lana… Al igual que Jonás y Daniel, José está atrapado. Se le acabaron las opciones. No tiene salida. No tiene esperanza… Aunque su camino hacia el palacio toma un desvío a través de la prisión, va a dar al trono…

Tales son las historias de la Biblia. Un peligro de muerte tras otro del que apenas escapan. Justo cuando el cuello se apoya en el picadero, justo cuando la soga se ajusta al cuello, llega el Calvario.

————————————————————————————————————————–

“Al diablo no le importa que usted tenga una Biblia”

                                                 Efesios 4:  27 Ni deis lugar al diablo.
” No tiene miedo de que sea una Biblia gran- de, ni de que usted la lleve a todas partes, ni de que la coloque a la vis- ta en su casa. No le importa si la usa para dársela por la cabeza a alguien o para apoyar su propia cabeza en ella, como almohada.

El diablo solo tiene miedo si usted planta la Biblia en su corazón y la aplica, por revelación divina, a su vida. Lo aterra la vida que la revelación de esa Palabra produce. El poder de la Palabra de Dios, por sí solo, aterroriza al diablo.

¡Por favor, deje de exhibir su Biblia y comience a leerla! Haga de ella una revelación vital para su vida.

Anuncios

2 pensamientos en “Devocionales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Filipenses 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

A %d blogueros les gusta esto: